Respiración para evitar ansiedad.

El cuerpo y al mente están unidos, de hecho no son cosas diferentes. Cuando el cuerpo esta tenso, afecta a la mente... y al revés, si tenemos pensamientos negativos nos sentiremos cansado o débiles, etc...

Esto da una gran ventaja a la hora de tratar la ansiedad y es que podemos usar el cuerpo para poder aliviar y controlar de una forma fácil la ansiedad.
Para ello, lo único que tenemos que hacer es controlar la respiración. Me explico: todo nuestro cuerpo esta interconectado, las terminaciones nerviosas recorren todo el cuerpo. Por eso, si sentimos un pinchazo en la mano, por leve que sea, enseguida lo podemos sentir, aunque a veces inconscientemente.

Cuando estamos nerviosos respiramos de forma superficial, hiperventilamos y eso produce una reacción de estrés en nuestro cuerpo. Esa mala energía se retroalimenta porque favorece pensamientos negativos en nuestra mente, ya que esta interpreta el estado corporal como ansioso, o de huida o de lucha, afectando de nuevo a nuestra respiración.

Pero también pasa en sentido contrario. Si somos capaces de dominar la respiración, nos centramos en ella y la hacemos de manera consciente influiremos positivamente sobre nuestro estado mental y el círculo vicioso se rompe.
Tratar de explicar como funciona me llevaría un texto verdaderamente largo y pesado. Pero esto es así, aunque no se quiera o aunque no se crea, si respiras bien te sentirás , no mejor, sino mucho mejor.

Si quieres saber como funciona puedes informarte en cualquier manual de yoga que trate sobre respiración, y la medicina occidental moderna esta empezando a dar la importancia que se debe a la respiración y su forma de hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario