La insociabilidad o fobia social NO EXISTE.


La historia de la timidez nos habla de los engranajes que se ponen en funcionamiento par situar en el mercado una nueva enfermedad.
En 1998 la empresa farmacéutica SmithKline Beecham solicitó autorizaran el uso del fármaco Paxil para tratar un fenómeno denominado "Fobia Social".
¿A quien no le dan taquicardias, tiembla o se le hace un nudo en la garganta? ¿Quien no experimenta ansiedad cuando debe hablar en público...? El 50% de las personas se considera tímida.
En fin, con todos estos "trastornos", la enfermedad se estaba formando y los señores de SmithKline Beecham se frotaban las manos. Eslóganes aterradores o que prometían una vida perfecta se empezaron a publicar en varios medios de comunicación.
"Si te pones rojo, sudas o tiemblas tienes un trastorno de ansiedad".
Para asegurar que lo normal era anormal y que la timidez era no solo una enfermedad, sino un trasorno, la empresa farmacéutica promovió y financió una coalición de Psiquiatras "desinteresados". Por supuesto, las conclusiones de sus reuniones fueron que los trastornos de ansiedad social eran sufridos por el 15% de la población. (Los empresarios farmacéuticos tenían callos en las manos de tanto frotárselas) .
En fin, los siguientes estudios realizados por personas que cuidaban de la salud del ciudadano desaconsejaban tomar este medicamento porque al parecer no era eficaz contra nada (excepto que drogaban a los voluntarios) y que causaban daños secundarios.


Después de todas las presiones desde la industria farmacéutica, la gran propaganda que se hizo y de la cantidad de informes amañados, el gobierno americano acepto ese nuevo producto para una nueva enfermedad :La fobia social.


nformación extraía de el libro "Inventores de enfermedades" de Jörg Blech.

No hay comentarios:

Publicar un comentario