Síndrome de abstinencia y ansiedad.


El síndrome de abstinencia suele crear un gran desconcierto en el paciente, provocandole cuadros de gran ansiedad y miedo que pueden precipitar un nuevo consumo tóxico como forma de evitar la situación displacentera en que se encuentra. Es característico que los enfermos cuenten que los síntomas del síndrome de abstinencia desaparecen cuando vuelven a consumir la sustancia. Y es por esta razón que los adictos recaigan en la droga (sea tabaco, alcohol, heroína u otras legales e ilegales).
El síndrome de abstinencia será más grave en función de la cantidad de tiempo que se ha consumido la sustancia y de las dosis en que se tomó.
Ya que los síntomas que producen el "mono" son pasajeros, se recomienda tener paciencia, realizar ejercicios, y relajaciones. El Yoga o Pilates así como la capacidad de meditar ayudan notablemente a reducir ansiedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario