Deporte y ansiedad. Todo lo que tienes que saber.

¿Por qué el deporte es bueno para la ansiedad y la depresión?

Pues bien, es cierto que el ejercicio está recomendado para todo el mundo, ya sea un ejercicio sencillo como caminar o ejercicios que requieren de mejor forma física. Lo importante es encontrar los ideales para nosotros.

Cuando hacemos ejercicio, experimentamos dos mejoras que se hacen más notables con la continua práctica del deporte:

1º- La producción de endolfinas. Cuando realizamos ejercicio nuestro cuerpo libera endolfinas, que es como una droga natural que nos produce un bienestar sin efectos secundarios... excepto la posterior relajación. La producción de endolfina es una respuesta de nuestro cuerpo a ciertos motivos evolutivos. Pero eso es ya otro tema.

2º- Ejercitar músculos, nutrir órganos y otras fibras y, oxigenar el cerebro hace que nuestro cuerpo funcione mejor. Libre de las tensiones que acumulamos a lo largo de días y años. Si a eso le sumamos el primer motivo, veremos que en unas 3 semanas de hacer ejercicio regularmente nuestra ansiedad ha desaparecido o reducido bastante.

¿qué ejercicios son los mejores para la ansiedad o depresión?

Los mejores ejercicio son aquellos que estiran y relajan nuestro cuerpo (como el yoga, el pilates y otros similares). También son buenos ejercicios aeróbicos de baja intensidad como caminar o ir en bici suavemente. En todos estos ejercicios puedes poner música que te relaje y te anime.

También son buenos los ejercicios que se juegan con más gente. Tenis, pádel, baloncesto, fútbol, etc... nos ayudan a jugar, a ver otros puntos de vista y salir de nuestro ensimismamiento.

Los ejercicios aeróbicos de alta intensidad como podría ser Spinning o correr fuerte, pueden general síntomas parecidos  la ansiedad: hiperventilación, tensión o sensación de no poder. Estos síntomas están grabados en el subconsciente y puede ser que al principio no nos guste realizar estos ejercicios porque nos recuerda a la ansiedad que queremos evitar. Pero esto depende de cada caso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario