Reflexología. como funciona.



El miedo reprimido, la ansiedad y la desconfianza provocan inquietud y tensión que interfieren de inmediato con las funciones y procesos naturales del cuerpo.
Cuanto mayor sea la inquietud, mayor será la tensión y más perniciosa la interferencia. Es por ello que cualquier método que pueda facilitar la relajación del cuerpo es bien aceptado para mitigar los efectos de la ansiedad. Es el caso de la reflexología. (No obstante hay que recordar que el origen de la ansiedad no será resuelto por la reflexología, sino por el arendizaje de nosotros mismos, aunque la reflexología puede ayudar alivia y aclara la mente).

La reflexología es una técnica de relajación que disipa la tensión, alivia la presión y termina por suprimir la enfermedad.

Para empezar

La reflexología es muy fácil de aprender y aplicar porque se trata de una destreza innata que sólo espera que la despertemos y utilicemos, al igual que muchos actos instintivos que practicamos con frecuencia para aliviar irritaciones y molestias, como:
• Frotarnos la piel para aliviar chichones o dolores articulares y
musculares.
• Aplicar saliva para calmar picaduras y frenar hemorragias pequeñas.
• Rascarnos para aliviar el prurito y la irritabilidad.
• Abrazar, dar palmaditas o frotar la piel cuando estamos alterados
o afectados.
• Masajear áreas entumecidas o dormidas para estimular la circulación. Esta forma natural de curación constituye un conocimiento instintivo que se adquiere cuando nos guiamos por la intuición. El único requisito es apreciar la vida y todo lo que la hace valiosa, de modo que descubramos el potencial de nuestra existencia.
Los intentos influyen profundamente en los resultados.

(Dado que explicar la técnica paso a paso y sus consejos sería verdaderamente largo, invito a quién esté interesado a formarse en una escuela, y sobre todo a que practique con algún ser querido: más información en http://www.paidotribo.com/pdfs/398/398.0.pdf )

No hay comentarios:

Publicar un comentario