Ansiedad por la comida: 2ª parte los dulces.

Ya vimos un remedio natural para la ansiedad producida por la comida (enlace), por el ansia de comer de manera compulsiva. Y de todos los tipos de comida siempre serán los dulces los alimentos que más comemos.

La creencia según la psicología oficial es que comer de manera compulsiva es un modo de suplir una carencia o inseguridad que nos produce estrés. Es un modo de enfrentarse a situaciones consideradas desagradables. Y se piensa que las comidas dulces y, el gusto exagerado por lo dulce esta relacionado con la primera infancia, un modo de recordar la lactancia materna, su seguridad y su cariño (la leche materna es el primer alimento con cierto sabor dulce).

Pero aparte de las razones psicológicas, hay otro tipo de razón aun más fuerte. Se sabe que el azúcar, sobre todo el refinado y blanco, es muy dañino y que nuestro cuerpo reacciona produciendo endorfina, hormonas que nos producen placer. De hecho algunos médicos catalogan este tipo de azúcar como una droga y, como cualquier tipo de droga, cuando se prescinde de ella se notan los síntomas físicos y psicológicos (entre ellos la ansiedad y depresión), como si se dejara el tabaco o el alcohol. Sino te lo crees haz la prueba, después de un par de días comiendo bastantes alimentos azucarados estate un día sin comer nada de azúcar. Verás como tu estado de ánimo es todo un vaivén, y puedes pasar  de un ánimo depresivo a otro irritado y ansioso. Al día siguiente se te habrá pasado.

Por último, no hay que olvidar que el azúcar no aporta nutrientes y en cambio nos produce problemas de salud como: descalcificación de huesos, acidificación de la sangre, caries, problemas de diabetes, etc... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario