La ansiedad en el trabajo.


Existen varios factores que pueden provocar ansiedad, de hecho aunque se pueda dar uno de estos, lo más probable es que se den varios a la vez. No obstante, hay que entender que en el trabajo siempre hay un componente de estrés que lo hace, del trabajo, uno de los factores que más ansiedad nos genera. El trabajo se rige por los valores competitivos de la sociedad, y valores como la competencia, avaricia, ser ambicioso, miedo al fracaso (del producto o del servicio que ofrece la empresa), el miedo a la perdida de trabajo o al trabajo mismo, etc. Nos producen mucho estrés y ansiedad.

Aquí pongo una lista de los factores que originan la ansiedad más destacados:


Sobrecarga de trabajo: su volumen o dificultad está por encima de la capacidad del empleado.

Monotonía: el trabajador se siente poco motivado y, en muchos casos, considera que no está sacando partido a sus habilidades y capacidad profesional.

Falta de comunicación: la empresa no informa claramente al trabajador sobre su función y éste se siente perdido al no saber cuál es su rol ni lo que se espera de él.

Relaciones personales: estar enfadado con los compañeros de trabajo o no tener buena sintonía con los superiores provoca soledad y ausencia de apoyo social.

Incapacidad: errores durante la selección o promoción de personal cargan de responsabilidades a un empleado que no tiene la suficiente preparación para desarrollar sus nuevas responsabilidades.

Problemas personales.

Conflicto entre valores internos y lo que se hace en realidad. Por ejemplo, vender un producto sabiendo que el producto es de menor calidad de lo que vale.


Entre las posibles soluciones que se dan para eliminar la ansiedad, o parte de ella, esta la de cambiar de trabajo. A veces es la única decisión acertada que se puede tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario