La comida y la ansiedad.


Todo el mundo sabe que la ansiedad , cuando es leve, produce ganas de comer, (cuando el nerviosismo es más elevado, se cierra el estómago y el cuerpo se prepara para una situación de defensa y ataque).
De hecho cuando se come puede desaparecer momentáneamente la ansiedad, pero al rato vuelve a parecer. Vuelve a aparecer porque la ansiedad no ha sido entendida
La desaparición momentánea de la ansiedad se produce por dos motivos (psicológico y físico).

1º- Físico: Cuando uno come y sentirse saciado su cerebro segrega serotonina (entre otras sustancias) que producen una mejora en el carácter. La serotonina produce una sensación de placer o bien estar. Y a esto se le acompaña la idea o el recuerdo de que se esta haciendo algo agradable, comer algo que nos gusta.

2º- Psicológico: Si uno come, deja de pensar en otra cosa. Cuando una come algo que realmente le gusta, por un momento deja de pensar en los problemas que tiene, eso le da un "respiro" y favorece la relajación. Como ya se ha dicho varias veces, la ansiedad se produce al pensar en el futuro, al imaginarnos a nosotros mismos que debemos hacer tal faena que nos desagrada. Por tanto cuando uno tiene ansiedad pensar en la comida es una manera de no pensar en el futuro. De hecho pensar en algo que nos agrada es la mejor manera rápida que hay para dejar de tener ansiedad. La mejor manera de no tener ansiedad, es aprendiendo de ella. Como se forma, por qué y si es real.

Un consejo para los que coman por ansiedad: Comer comida poco calórica y sana. Es bueno masticar bien la comida, por varios motivos. Los dos más importantes son facilitar la digestión y al ir más despacio reduciremos la velocidad de los pensamientos (se podrán observar mejor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario